SUBSCRÍBETE, VIAJA CONMIGO Y DESCÚBRELO >>

24 abril, 2014

Nuestra primera experiencia en un camping con niños

by Veronika · 3 comments

El lunes o martes antes de Semana Santa decidimos que queríamos irnos de vacaciones. La verdad, no tenía nada pensado, ni planificado, más bien creo que en mi interior simplemente No nos íbamos de vacaciones. Pero al final – yo y mi idea de experimentar – decidimos a última hora que nos iríamos a un camping. Nunca habíamos estado un tiempo en uno y pensé que sería una oportunidad para que los niños lo conocieran (y los mayores también) , porque a pesar de que seguro que estaría lleno, no lo iba a estar tanto como en verano.

No nos íbamos con tiendas de campaña ni autocaravana. Esta vez nos íbamos a un bungalow. Nos tocó uno pequeñito, pero tenía todo lo que necesitábamos para dormir los 5 (menos lavavajillas, que reconozco lo eché de menos) y era tan pequeñito que los niños lo llamaban la casa pequeña.

 

Yo no sabía muy bien que esperarme porque debo admitir que tenía una idea un poco mala de los campings, pero para mi asombro reconozco que estaba equivocada.

Nosotros no utilizábamos las zonas de aseo comunes por tener el Bungalow, pero me di un paseo por los aseos y vestuarios buscando un secador de pelo y vi que estaba todo impecable, muy limpio. Había hasta unos baños especiales para bebés, con una bañera alta, secador de pelo y espacio para cambiarlos.

La jardinería estaba muy bien cuidada y los arboles y palmeras adornaban la calle principal.

Rodrigo y yo hemos podido disfrutar del buen tiempo, pero los que mejor se lo pasaron fueron los niños. Era como vivir en una pequeña ciudad pensada para ellos. Por la mañana se iban solos al supermercado a comprar el pan y estaban encantados.

 

Después de desayunar algún día tocaba deberes y había que leer, y qué mejor que en la terracita del bungalow con el sol calentando y respirando el aire marino.

 

La piscina para mi estaba demasiado fría pero a los niños ya sabéis que eso no les importa, así que antes de comer siempre había baño.

Sin embargo lo que para mi sí que ha sido un gran descubrimiento, es el Mini CLub. Quizás peco de ignorante, pero es que yo quedé totalmente asombrada. Resulta que en algunos camping, no sé si en todos, hay un equipo de animación, que se encarga de organizar actividades durante toda la temporada tanto para peques como para mayores y yo creo que allí esta el gancho.

Mis niños y Rodrigo :-) estuvieron en toda clase de actividades: desde pintar huevos de pascua o torneo medieval para pequeños, hasta partidos de baloncesto o tiro con arco para mayores y no bastaba con estar ocupados todo el día sino que por la noche organizaban una mini disco y luego un Show y, tengo que decir que los animadores se dejaban el alma en ello y se veía como esos jóvenes disfrutaban de todos y cada una de las canciones que bailaban y cantaban simplemente para divertirnos.

El día que llegamos había un espectáculo que se llamaba Cabaret Quiz donde había que adivinar cosas relacionadas con películas (muchas de las preguntas eran presentadas con un baile) y como a Rodri esto de los concursos de preguntas se le da bien, nos ganamos una sesión de SPA y allí nos fuimos al día siguiente. En este camping el SPA pueden entrar los niños hasta cierta hora. Y por fin me pude dar un baño en una pisci un poco más calentita.

Si tengo que decir algo que no me haya gustado tanto, es que el MiniClub y las áreas sociales estaban muy cerca del la calle. Es lo único que hizo que no me relajara al 100%, aun así vale la pena  pero me han dicho que hay otros camping en España y Europa, donde a las actividades sólo tienen acceso lo que estén alojados en el camping.

Así que no creo que mi experiencia se quede sólo aquí, seguro que volveremos y seguro que  también iremos a experimentar en uno diferente.

¿ Y a ti, te gustan los camping, alguno que me recomiendes?

¿Quieres saber más? Subscríbete >>

¿Te gusta? Compártelo

3

DEJA UN COMENTARIO

Irene MoRe abril 24, 2014 a las 08:21

La verdad es que yo escucho camping y pienso en tienda de campaña y baños comunes, y eso me echa mucho para atrás, pero por lo que has contado, vuestras vacaciones han sido estupendas. ¿Qué tal de precio? Lo digo porque me interesaría si sale mejor que un hotel, de lo contrario, prefiero que me hagan la cama, jejeje.

Responder

Eva abril 28, 2014 a las 22:53

Yo he disfrutado de los campings desde que tengo uso de razón. Mis padres tenían una autocaravana y es lo que te toca de tanto en tanto. Guardo unos recuerdos maravillosos de vivir aventuras infinitas y sobre todo la libertar esa de la que hablas al ser como una pequeña comunidad.

Ahora con la peque como que no me animo pero en cuanto rondemos los 5 años no va a haber quien me pare. Creo que el camping es una experiencia fantástica y, porque no decirlo, económica en la mayoría de los casos.

Responder

Miri octubre 17, 2014 a las 10:59

Pues no he ido de camping con el niño pero me gustaría hacerlo, estuvimos en un bungalow de madera en un pueblo de valencia, se llama El pansat, y lo pasamos muy bien porque el sitio está muy cuidado y tiene cosas también para los peques.. pero el nuestro era bebito y no pudimos aprovecharlo.

Un abrazo

http://menos1000ymas30.blogspot.com.es/

Responder

Leave a Comment

Post Anterior:

Próximo Post: