SUBSCRÍBETE, VIAJA CONMIGO Y DESCÚBRELO >>

24 septiembre, 2014

Chocolate, chocolate y chocolate ;-)

by Ana y Sara · 4 comments

¿Queréis que vayamos a ver de dónde sale el chocolate, como se tomaba en el siglo pasado y como se fabrican los bombones en la actualidad?. Y lo mejor… ¿queréis comer todo el chocolate que podáis? …pues venid con nosotras.

En nuestros viajes ‘por el mundo’ a veces incluimos un día gastronómico (comidas, bodegas, cervezas … no todo son paisajes y monumentos). Así que en nuestro viaje por Suiza propusimos un día dedicado a la sección golosa del grupo, y nos fuimos a la fábrica de Chocolate de Cailler…y para contentar un poco a la sección ‘más salada’ visitamos después la fábrica de queso de Gruyeres.

La fábrica de Cailler se encuentra en Broc, está  perfectamente señalizada, por lo que llegar es sencillo, y desde que abres las puertas del coche te ves atraído por el olor…¿sabeis esos dibujos animados que siguen el aroma de un buen guiso?…pues te sientes igual que ellos…¡qué olor!,¡qué vicio!, ¡si dan ganas de morder el aire! ;-).

Cailler Hay visitas en distintos idiomas, cuando compras el ticket te dicen los horarios y puedes elegir la que más te convenga. Nosotros optamos por la visita en castellano, tuvimos que esperar un poco, pero en este caso la tienda de “recuerdos” es “interesantísima”, estuvimos haciendo listas y listas de todo lo que nos íbamos a llevar…chocolate blanco, negro, con leche, relleno, de frutos secos, bombones…¡¡ esto es la fiesta del chocolate !!.

Cailler La visita está muy bien organizada, al principio te cuentan la historia del cacao y luego ves como lo fabricaban en sus inicios, los problemas que tuvieron…¡por favor, un monumento al que se le ocurrió añadirle azúcar!…y te cuentan cómo es la fabricación actual, pero como todo son máquinas tampoco te enseñan mucho más porque no se puede ver mucho, y entonces justo antes de salir, cuando crees que has acabado, pasas por una sala en donde te ofrecen ¡una degustación!; había gente que al entrar y ver las bandejas de chocolate hasta gritaba  ¡¡¡Tremendo !!! .

Cailler Tienen de todos los tipos de chocolate por origen, montón de bombones, muchísimos pralinés, … y están rellenando las bandejas constantemente … lo bueno es que como vamos con niños siempre llevamos agua, que nos vino muy bien para aplacar la sed del atracón de chocolate y poder comer un poco más … vamos, toda una orgía de chocolate :-).

Cailler Cerca de allí hay una fábrica de queso de Gruyeres, no hace falta usar el GPS el olor a queso te lleva directo. En este caso al comprar la entrada te dan una cajita con una degustación de quesos. La visita se hace desde un corredor que está un piso por encima del lugar de fabricación, hay paneles informativos que explican cómo se fabrica el queso, escuchamos la historia de la vaquita Cerisse que contaba cómo se hace, y esperamos sentados un rato por si podíamos ver como se elaboraba, pero dependiendo de la hora se pueden ver más o menos cosas; cuando nosotros llegamos tenían la leche dando vueltas en una cuba enorme, pero tampoco pudimos ver mucho más.

Gruyeres La parte cultural del día fue la visita a Gruyeres, una villa situada en medio de un idílico paisaje, calles empedradas, casitas bajas y un entorno muy verde, una maravilla.  En la parte alta hay un castillo, y unas vistas panorámicas increíbles. El coche se deja fuera del pueblo, así que disfruta dando un paseo por todo el lugar, y acaba la visita tomándote un refresco en alguna terracita.

Gruyeres Terminamos el post con nuestros consejos de hoy por si quieres repetir nuestra visita:

  • Si te gusta el chocolate, Cailler es tu lugar. Pero lleva agua, es imprescindible.
  • Suiza es bastante cara, pero los chocolates en la fábrica están bastante bien de precio, así que si tienes que volver con regalitos comprar unas cuantas tabletas puede ser una buena opción
  • Antes de ir a la fábrica de queso, pregunta los horarios de las demostraciones, porque corres el riesgo de ver solo una cuba con leche.
  • En el exterior de la fábrica de quesos  hay un parque con columpios, nosotros nos llevamos los bocatas y aprovechamos la hora de la comida para que los peques corriesen y jugasen a sus anchas.
  • Gruyeres, es un pequeño pueblo que merece una visita, después de estar todo el dia en lugares cerrados, viendo y escuchando, los niños agradecen tener un sitio donde poder correr y saltar.

¿Quieres saber más? Subscríbete >>

¿Te gusta? Compártelo

4

DEJA UN COMENTARIO

Marta A Bilingual Baby blog septiembre 24, 2014 a las 08:29

Chocolate y queso, no me digas más. ¡Me encantaría pasar por allí! Gracias por las ideas, ¡me las apunto!
Marta

Responder

Irene MoRe septiembre 24, 2014 a las 12:40

Mmmmmmmm, madre mía, que visita más apetecible.

Responder

Teresa septiembre 24, 2014 a las 12:45

ohh que chulo la verdad como siempre super interesante

Responder

Confeti en los bolsillos septiembre 25, 2014 a las 09:43

Madre mía!! Yo muero en un placer como ese

Responder

Leave a Comment

Post Anterior:

Próximo Post: